El mundo de las mujeres en Joan Manuel Serrat

Vilma Alpízar Matamoros
valpizar@yahoo.com

Recibido el 30 de setiembre de 2009
Aceptado el  28 de octubre de 2009

 

Aspiramos a una sociedad igualitaria de hombres y mujeres,
de mujeres y hombres, que la mujer no sea discriminada por
la razón de su sexo.  Joan Manuel Serrat (1)

 

Resumen
Joan Manuel Serrat es uno de los grandes exponentes de la música en lengua española y catalana y claro ejemplo de la teoría conocida como efecto mariposa, influenciando a varias generaciones con las ideas expuestas en sus canciones y con la actitud asumida ante la injusticia y la intolerancia. A través de su mirada se plantea una denuncia no solo del rol de la mujer en una sociedad patriarcal como la de la España franquista y de muchas hoy en día, sino también en relación a la conducta que se le ha exigido y exige al hombre en muchos ámbitos, para al final proponer por medio de la educación un cambio hacia una sociedad solidaria donde imperen principios como la equidad de género, el respeto a la diversidad y la igualdad.

Palabras clave: androcrática, diversidad, equidad de género, educación, sociedad solidaria.

Abstract

Joan Manuel Serrat is one of the greatest exponents of music in Spanish and Catalonian, and a clear example of the theory known as the butterfly effect, influencing several generations with the ideas presented in his songs and with the attitude assumed against injustice and intolerance. Through his view, there is a denunciation not only the role of women in a patriarchal society such as the one in the Franco’s Spain and many others today, but also concerning the behavior that has been demanded from man in many areas to propose, in the end, a change towards a supportive society through education where principles like gender equality, respect towards diversity and equality prevail.

Keywords: male chauvinist, diversity, gender equality, education, supportive society.

 

La idea común de que solo las grandes personalidades (2) pueden hacer un cambio importante en el mundo, hace que nos olvidemos del poder que tienen los pequeños actos que diariamente hacen muchas personas y que influyen positiva o negativamente en los demás. Esto se conoce como influencia sutil o efecto mariposa. Según esta teoría cada uno de nosotros y nosotras desde nuestra cotidianidad y con nuestros pequeños actos podemos lograr cambios significativos en el mundo, pues al igual que:

            “Una gota hace muy poco, como el agua que trae el colibrí que, solidario, quiere dar también su aporte. Pero, ¿no está la lluvia hecha de gotas? Muchas gotas, millones de gotas, cual millones de minúsculos colibríes, apagan en pocas horas el incendio más persistente. Es la fuerza invencible de lo pequeño.” (Boff, L, 2005)

            En el caso del artista y específicamente en el caso de Joan Manuel Serrat se podría afirmar que ha influenciado a gobernantes, artistas y personas de diversas generaciones convirtiéndose en  un exponente del efecto mariposa en aspectos como género, política y ecología.
            La  temática serratiana es pródiga en estos temas pero no solo en las letras de sus canciones sino que sus ideas se observan en su actuación diaria, en su posición contra la injusticia, la pobreza y la desigualdad que le ha acarreado represalias de diferentes sectores de la sociedad.
            Entre los grandes temas de la obra de Serrat se encuentra el de género. La concepción que tiene de la mujer, contrasta con el haber nacido en una sociedad española conservadora y patriarcal.
            Serrat nos muestra en muchas de sus primeras composiciones aspectos típicos de una sociedad androcrática, mientras que en uno de sus últimos discos, Mo, hace una profunda reflexión y crítica en Si hagués nascut dona (Si hubiera nacido mujer) (Serrat,J.M., 2006), de la situación por la que pasan todavía muchas mujeres mostrando una gran empatía que evidencia un conocimiento de la teoría de equidad de género que se sostiene actualmente.

            Él mismo dice:

            En esta canción sitúo mi infancia, mi juventud, mi madurez y hasta muestro las puertas de la vejez. Siempre he pensado que todo habría sido distinto de nacer yo mujer. Incluso en mi propia casa, donde mi madre era muy jovial, vivaracha y ardiente defensora de que las mujeres no eran inferiores, en nada, a los varones. Pero sé muy bien que, si yo hubiera sido mujer, si yo hubiera sido Joana, jamás habría llegado a la universidad. Como mucho habría estudiado Magisterio. O tal vez Corte y Confección, porque eso es lo que tocaba. Por pocas oportunidades que entonces tuvieran los hombres, las mujeres siempre tenían menos. Ellas lo saben perfectamente. Si hagués nascut dona es una canción dedicada a las mujeres, a la historia, cromosómica y accidental, que hace que tengás un pito o una vagina. A partir de ello, las cosas pueden cambiar muchísimo en tu vida. Por culpa de este cromosoma accidental, que se coloca de una manera o de otra. Se trata, realmente, de una canción guiño a mis hermanas, a mis primas, a mis amigas, a las chicas de mi barrio y de mi generación. En suma, una canción dedicada a todas las mujeres. Me interesa escribir canciones que, en primer lugar, me conmuevan a mí. Para conmover a los demás, primero debo ser yo quien se conmueva. (Bonet Mojica,Ll, 2006)

            Según Luis García Gil esta canción

… le permite retornar al ambiente de la posguerra, a la memoria del barrio de la infancia en el Poble Sec. Son claves sentimentales que el cantautor maneja con precisión en una canción que critica el ostracismo de la mujer y el machismo imperante durante el franquismo. Retornamos a la imagen de la chica que debe llegar a casa antes de que el reloj marque las diez o a las pinceladas que podíamos advertir en la magnífica “Mare Lola” (grabada en 1970) e incluso a cierto costumbrismo y tono que predominaba en “Princesa. (García Gil, L, 2006)

            Curiosamente y a manera de anécdota alrededor de su nacimiento se cuenta que cuando iba a nacer Serrat, sus padres estaban convencidos en que iba a ser una niña ya que ya tenían un hijo, Carlos, por lo que le compraron sus primeras ropas en color rosado. Como no había dinero para comprar otra vestimenta le tocó lucirla por un buen rato, situación que posiblemente llamó la atención de los vecinos.
            Y es que Serrat nace y crece en una España sustentada en valores androcráticos. Riane Eisler, define el término androcracia como un sistema que se caracteriza por una …configuración tripartita de dominación masculina, autoritarismo y violencia social institucionalizada.(Eisler, R, 1996, p.132)
La androcracia promueve el dominio de los varones, el antagonismo entre géneros y la opresión contra las mujeres, mediante el lenguaje, los condicionamientos culturales, los mitos, los prejuicios, los credos religiosos, la ideología dominante, el sistema de valores, las formas sociales y las distorsionadas concepciones de mundo, impuestas como verdades absolutas.
A partir de los estudios de arqueólogos como Marija Gimbutas (3) y otros, ha sido posible establecer en la historia humana, de modo general, dos modelos de sociedad y de cultura: uno solidario y otro de dominación.
Mientras que en la cultura solidaria hay una igualdad fundamental entre la mujer y el varón basada en valores matrísticos, en la androcrática se da la subordinación de la mujer al varón, estructurada en múltiples relaciones de dominación de unas personas  sobre otras y de los humanos sobre los otros seres vivos y sobre la naturaleza en su conjunto (Véase: Boff, L, y Muraro R, 2004)
La autoridad, el control y la dominación androcrática se han apropiado de la verdad, convertida en única y excluyente, pretendiendo ser la justificación racional para la negación de los otros seres. Son igualmente opresoras las instituciones estatales y las formas sociales, jurídicas y culturales creadas por los varones. En la cultura patriarcal, las relaciones humanas están caracterizadas por el sometimiento al poder y a la razón de quien ejerce ese poder.
La historia de la humanidad, antes del patriarcado, no se basaba en la competencia, la lucha o la agresión, sino en la solidaridad. En su vida cotidiana el varón y la mujer compartían sentimientos de amor, aceptación, conservación, ayuda, confianza, convivencia, acuerdo,  gozo, alegría y armonía.
Una típica sociedad patriarcal era la franquista que no ofrecía muchas opciones a las mujeres. Se esperaba que la mujer aprendiera a bordar, coser y cocinar para casarse bien, tener hijos, y envejecer como su propia madre quien … crió canas pespunteando pijamas...(Serrat, J.M., 2001, p.131)
Como puede observarse no había muchas opciones para la mujer de cuna humilde ni para la de cuna aristocrática. Reflejo de ello son letras de muchas de sus composiciones como Muchacha Típica (Serrat,J.M., 2001, p: 132), en la que se percibe  la doble moralidad androcrática de la España franquista, en la que se valoraban como virtudes de la mujer la virginidad y la castidad:

Es una muchacha típica
cuya familia es la típica familia
“bien” del país.…
La educó una “nurse” vesánica
típicamente británica,
una aya y un preceptor,         
Es su deporte congénito
la pesca del primogénito…
Pero entre vómico y vómico
Le encanta andar con un  cómico
y llevarlo al palomar.
Son modas aristocráticas
en cierto modo simpáticas
que ejerce hasta la vejez.

 

            O como en “Poco antes de que den las diez” (Serrat verso a verso,1986, p:117):

Te levantarás despacio
poco antes de que den las diez y te alisarás el pelo que con mis dedos deshilé, y te abrocharás la falda,y acariciarás mi espalda con un “Hasta mañana”…
Ellos te quieren en casa
poco antes de que den las diez.
…Tu madre abrirá la puerta,
sonreirá y os besaréis.
La niña duerme en casa…
y en un reloj darán las diez.

            Igualmente en  “Fiesta” (Serrat, J.M., 2001, p: 174) cuando después de

la celebración dice:

Se despertó el bien y el mal, la zorra pobre al portal, la zorra rica al rosal …se acabó,el sol nos dice que llegó el final por una noche se olvidó que cada uno es cada cual.

            Según Leonardo Boff, en un inicio los seres humanos se encontraban integrados en la naturaleza y entre sí, siendo que:

 La relación entre los grupos eran solidarias y se compartían los bienes y la vida. Con las sociedades cazadoras se instauraron las primeras relaciones de violencia: los más fuertes comenzaron a dominar y a tener privilegios y el masculino empezó a ser el género predominante. La humanidad pasó de la conciencia de solidaridad a la conciencia de competición. (Boff,L, y Muraro, R.M.,2004, p: 12)

             Creta del neolítico, es un ejemplo tangible de una cultura donde hubo un predominio de lo estético, con un respeto y convivencia armoniosa con la naturaleza y con una deidad madre femenina que de alguna forma resume esa naturaleza:

Los minoicos fueron,…pioneros en los conceptos de igualdad sexual: al menos en las pinturas que representan atletas en sus juegos, pueden verse tantas participantes femeninas como masculinas. Y también en las escenas de trabajo: hay tantas operarias, artesanas o campesinas como obreros varones…Creta no estuvo en guerra con nadie ni temió a pueblo alguno durante la inmensa mayoría de su historia. Aunque algunos ataques ocurrieron en forma esporádica, la política exterior minoica fue pacífica. (4)

Esta concepción de la vida generó mucho bienestar social.

El ball de la Civada (El baile de la avena) (5) es una canción de Serrat que se encuentra en un disco bastante curioso que contiene canciones medievales y tradicionales catalanas, nos hace recordar esa clase de sociedades solidarias, donde hombres y mujeres vivían en contacto directo con la naturaleza, donde trabajaban y brindaban por la vida.
            No obstante, la humanidad se olvidó de aquella adoración a la Diosa del Neolítico que se identificaba con la madre tierra, Diosa protectora de los seres humanos asociada con la naturaleza y que en la evolución de la humanidad se perdió en una adoración a dioses guerreros masculinos. (Ver Eisler, R., 1996)
            Muchos autores coinciden en que el patriarcado nace con el pastoreo, donde surgen la apropiación, la desconfianza, las armas, la guerra, y una valoración de la procreación. (6) Una sociedad patriarcal se basa entre otras cosas en la dominación y la figura del varón como una figura autoritaria.
            Contraria a la concepción de esa sociedad cretense, en España con la victoria del general Franco, se instauró un régimen autoritario. El desarrollo de una fuerte represión, obligó al exilio a miles de españoles y condenó a otros tantos a la muerte o al internamiento en campos de trabajo y a la generalidad de la población, independientemente de su filiación política a vivir bajo un  régimen severamente represivo. Esta etapa es un típico ejemplo de una sociedad patriarcal o androcrática que surge de una cruenta guerra, la guerra civil española.
            La obra de Serrat es riquísima en expresar la sumisión de la mujer a un mundo de varones, y en definir los diferentes tipos de mujer con las que ha tenido contacto en su vida. Serrat hace una denuncia constante de la situación de la mujer y llega a formular una verdadera concepción de género y participar en actividades que buscan un cambio de conciencia para lograr  la equidad de género y una sociedad solidaria.
             Por medio de la ternura y del amor, pero también del dolor y la compasión que le han inspirado tantas mujeres, ha podido mostrar la sociedad donde nació y creció, la transformación que ha sufrido y las formas en que tanto hombres como  mujeres pueden desarrollarse en la vida. Su obra ha sido de denuncia, pero también de esperanza, de solidaridad y aunque su posición le ha acarreado consecuencias directas como el exilio, la prohibición de su música, órdenes de arresto y censura a sus letras, también le ha granjeado múltiples reconocimientos como el último doctorado otorgado por la Universidad Complutense de Madrid. (7)
            En su obra muestra muchos tipos de mujer que han estado presentes en su vida: la madre en Soneto a mamá, la tía solterona en La Tieta, la mujer embarazada en De parto o Menos tu vientre, la esposa en Más que a nadie, la prostituta en Como un gorrión, La Carmeta o Irene, la trabajadora del campo en Campesina, la educadora en  Canción para mi maestra, la niña aristocrática en Muchacha típica, o la suegra a quien con tono descarado se dirige Serrat en la canción Señora:

Ese con quien sueña su hija
ese ladrón que os desvalija
de su amor soy yo, señora
ya se que no soy un buen yerno
soy casi un beso del infierno
pero un beso al fin, señora...
Póngase usted un vestido viejo
y de reojo en el espejo
haga marcha atrás, señora
recuerde antes de maldecirme
que tuvo usted la carne firme
y un sueño en la piel
y un sueño en la piel
y un sueño en la piel
Señora...

            Pero Serrat también dibuja al hombre inmerso en una sociedad donde es presa de las concepciones machistas, y donde la escuela, la iglesia y el estado se convierten en cómplices de ello.

            Del hombre se espera una forma de actuar, sobre todo

cuando se es un hombre como es debido,
 ibérico, macho y cristiano (8).

            Otra canción que expresa ampliamente esta concepción machista, es La Primera (9), donde narra, como al igual que él, muchos muchachos de su época fueron llevados a un burdel para que se hicieran hombres y donde no importaban sus ilusiones. La letra de esta canción deja ver la sensibilidad de Serrat y la presencia en él de valores gilánicos que aparentemente fueron fomentados por su madre. (Serrat, J.M., 2001, p: 27) (10)

Francamente, me hubiera gustado mucho más/ que hubiese sido primavera y que la primera/ hubiera sido aquella muñeca rubia,/delgada y pecosa/que cada tarde/ subía conmigo al tranvía/ cuando el día dormía./ Francamente, me hubiera   gustado mucho más/ que tu cuerpo harto de diez duros/ y la cama aparte, pero eso va como va/ y en aquel tiempo no me dejaron escoger./ No me sabe mal/ ni me avergüenza/ que fuese en tu pila/ mi bautismo de amar./Tú fuiste honrada sincera/ y la primera/ de segunda mano/ Francamente,/ Me hubiera gustado mucho más/ que hacer de aprendiz/ cuando en la puerta espera otra gente,/sintiendo el olor/de otro que se acostó antes que yo...

            Tampoco hay que dejar de lado en la obra de Serrat esa evocación a lo que Riane Eisler denomina como el Placer Sagrado (Ver Eisler,R, 1998). En esta obra, la autora invita a reaprender el placer de la sexualidad como un don sagrado y no como muchas religiones lo han planteado como algo pecaminoso y establecer nuevamente nuestra relación con el cuerpo y con el placer, compartir, dar y recibir.
La valoración y conocimiento, de nuestro propio cuerpo en la relación amorosa, la autoestima y el ejercicio de nuestros derechos, especialmente los sexuales y reproductivos, considerados como derechos humanos, hará que se reconozca lo erótico como la fuerza vital del amor en una conjunción de vida y placer, como dice Eduardo Galeano  vivir el cuerpo como fiesta o como dice Serrat:

Me gusta todo de ti:
tus pezones como lilas,
tu alcancía carmesí,
tus ingles y tus axilas..
(Serrat,J.M.,1998)  

Los valores imperantes en nuestra sociedad generalmente son valores androcráticos. Lo ideal sería construir una sociedad solidaria, centrada “en la armonía, cooperación, participación del convivir, en la emoción, la intuición y el amor y generadora de libertad, de respeto, de colaboración, de ayuda mutua”. (Gutiérrez,F.,y Prado,C.sin año,p:18)

Para lograr este tipo de sociedad debemos empezar por la educación de nuestra niñez.

Según  Maturana, Como miembros de la cultura patriarcal europea, vivimos dos culturas opuestas en una. En nuestra infancia vivimos inmersos en lo que es una cultura principalmente matrística, y en nuestra vida adulta vivimos casi exclusivamente una cultura patriarcal. (Maturana,H., y Verden-Zoller,G., 1993, p:68)

Nuestros niños viven esta contradicción y el sistema educativo se vuelve cómplice pues ayuda a crear un producto donde son moldeados, evaluados, calificados y clasificados a la luz de estos valores patriarcales, valiéndose para ello, quizá hasta inconscientemente, de medios como los cuentos infantiles (11) en que se exaltan valores patriarcales que fomentan esta forma de pensar.
Serrat también usa los cuentos pero para contribuir a crear una nueva conciencia en nuestra con niñez alrededor de estos valores. Con este objetivo editó un disco, que contiene tres cuentos en los que se destacan los valores de una sociedad solidaria.
Es así, como en la narración Viaje a la luna, (Serrat,J.M. 1997) (12) se dice:

Chicos y chicas que me escucháis. La Pandilla de los Inventis no volvió de la Luna, aunque tenían su cohete listo. Esto significa que todo lo que allí descubrieron les gustó mucho. Allí siguen, y sin duda, esperan que vaya más gente de la Tierra. Gente decidida y alegre como ellos. Gente que tenga ganas de estudiar y de trabajar… Gente que crea que hay que hacer de verdad un mundo mejor…Y que se interese por la gente que no conoce, la gente que es diferente. Si vosotros sois así, no lo dudéis: llegaréis muy lejos…

Y es que este efecto mariposa que genera Serrat ha influido en tanta gente, que recientemente se produjo la edición de un libro con bellísimas ilustraciones que incluye cuatro poemas de Serrat y una pequeña  reseña de quien es él en una versión para niños. Los poemas que contiene son Aquellas pequeñas cosas, Barquito de papel, Mi niñez y Mediterráneo y que expresan diversos valores. En esta colección comparte honores con poetas de la talla de Antonio Machado, Miguel Hernández, Federico García Lorca y Pablo Neruda.
Serrat es consciente que la educación en una sociedad democrática tiene que contener un profundo respeto por la diversidad humana y la autonomía personal en lugar de encasillar a los jóvenes en modelos patriarcales, poniendo de relieve la equidad de género y social, la democracia participativa, la sustentabilidad ambiental y la realización personal. Debemos contribuir a crear un ambiente propicio para el aprendizaje, donde la niñez sienta placer en ir a la escuela, en crear, en  desarrollarse sin ningún tipo de discriminación.
Para que se dé un cambio hacia una cultura solidaria, debe propiciarse otra actitud hacia la vida, desde una base espiritual y emocional:
“…son nuestras emociones, y no nuestra razón, lo que determina en cada instante lo que hacemos o no hacemos…en la vida cotidiana, se da cuenta que todo el proceso racional se entrelaza con las emociones y si le cambian  las emociones, le cambian el razonar” (13).
Esta íntima relación que se establece entre educación y vida, se fundamenta en que: “el ser humano se educa para vivir y en el vivir, y, como su vida transcurre en espacios y tiempos diferentes, la educación se produce en las relaciones cotidianas…Educar para la vida significa, en primer lugar, potenciar las relaciones de los seres humanos con la naturaleza”,(Pabón,R., 2005, p: 50) donde “los procesos vitales y los procesos de conocimiento son, en el fondo, la misma cosa.” Assmann, H., 2002, p: 23)
Serrat es un ser integral que le canta a la vida y que aprende de la cotidianidad, un ser autopoiético, es decir, que se crea y re-crea constantemente y que colabora día a día en la formación de esta sociedad aprendiente, ya que:

De vez en cuando la vida
afina con el pincel:
se nos eriza la piel
y faltan palabras
para nombrar lo que
ofrece a los que saben usarla.
(Serrat, J.M., 2001, p:276) 

Según Maturana, todo quehacer humano se da en redes de conversaciones:
…el lenguaje es un vivir en la convivencia en coordinaciones, de coordinaciones conductuales consensuales que surgen en el vivir, empieza a conservarse de generación en generación, pero surge necesariamente entrelazado con el vivir emocional, con el vivir de las emociones. (Maturana,H. 2006)
De esta manera todas las acciones humanas, nuestra cultura, civilización y comportamiento tienen que ver con una red de conversaciones, donde una conversación es una red de coordinaciones consensuales de acciones y de emociones.(Maturana,H., y Verden-Zoller, G., 1993, p:21) 
En este sentido diría que:
Así como el patriarcado no tiene que ver con lo masculino, el matriarcado tampoco tendría que ver con lo femenino. Son modos de vida (culturas) fundadas en la apropiación, las jerarquías y el control, y se es patriarcal no por sexo, sino por cultura. Los hombres y las mujeres podemos debemos ser igualmente matrísticos…Tan matrística es la mujer como debe serlo el hombre. No hay oposición intrínseca (biológica) entre lo masculino y lo femenino, sólo una oposición cultural. (Gutiérrez, F. y Prado, C. sin año, p: 18) 
            Este cambio conlleva una búsqueda de una espiritualidad, que aunque no es exclusiva de las religiones, algunas de ellas como el cristianismo se basan en un modelo solidario de sociedad y reconocen que,
 La belleza en cualquier persona, depende de la capacidad que tenga de expresar la fuerza que emerge de su singularidad”.(Restrepo, L.C.,1997, p:136). La espiritualidad “es lo que nos permite darle sentido a nuestra vida cotidiana…Es desarrollar la solidaridad y la capacidad de reconocernos en el alma y en la vida de todos los seres vivientes. (Bolt González, A., 2006, p: 116)
            Se puede afirmar que:

 Las canciones de Serrat son un verdadero hilo conductor del desarrollo de nuestra peripecia colectiva y también un relato de los sentimientos que nos han movido…Sólo por esas canciones de mujeres, sobre mujeres, en las que se desnuda también el alma masculina más humana y sensible, la obra de Joan Manuel Serrat merecería pasar a la historia de los sentimientos que han conmovido a tanta gente…. (Riviere, M. 1998, pp: 15 y 115)

Serrat ha hecho del lenguaje

… un vivir en la convivencia en coordinaciones, de coordinaciones conductuales consensuales que surgen en el vivir, empieza a conservarse de generación en generación, pero surge necesariamente entrelazado con el vivir emocional, con el vivir de las emociones. (Maturana, H, 2006)

Desde la perspectiva de la equidad de género los procesos educativos deben cambiar profundamente tanto en sus objetivos, como en los contenidos y prácticas.
Los valores matrísticos deben fundamentar los procesos educativos, poniendo especial énfasis en la ternura (Ver Azmitia, O, 2007),  la intuición, el amor,  la compasión,  la promoción de la vida para crear una sociedad solidaria.
Estos valores harán posible que los aprendientes encuentren en las relaciones armónicas sentido de lo que hacen, encontrando espacios de autorrealización desarrollando así sus capacidades de sentir, comprender, expresarse y actuar.
Como dice Serrat:

Soy partidario de las voces de la calle
más que del diccionario…
Antes que nada soy
partidario de vivir.
(Serrat, J.M., 1985) 

Para concluir es oportuno transcribir parte del discurso de Serrat, al recibir el Doctorado otorgado por la Universidad Complutense de Madrid en reconocimiento a la labor que por tanto tiempo ha realizado y que resume en gran medida lo que aquí se ha expuesto al señalar que el ser humano:

…al defender los valores democráticos, al enfrentarse a la discriminación y la intolerancia, al defender la riqueza del pensamiento libre y plural, no hace otra cosa que actuar en defensa propia. Reivindico valores como la libertad y la justicia como un algo único, pues no hay libertad sin justicia, ni justicia sin libertad. Lo hago frente a la preponderancia aplastante del dinero, valor supremo por el que se miden y se valoran las cosas y las gentes. Reivindico a la justicia y la libertad, porque  reivindico la vida. Reivindico a la humanidad en su sentido más amplio. Reivindico a los humanos y a la naturaleza, que nos acoge y de la que formamos parte. Reivindico el realismo de soñar en un futuro donde la vida sea mejor y las relaciones más justas, más ricas y positivas, y siempre en paz. Y sobre todo, como un derecho que todo lo condiciona reivindico el conocimiento como el pilar fundamental que nos sustenta y que nos caracteriza positivamente como …al defender los valores democráticos, al enfrentarse a la discriminación y la intolerancia, al defender la riqueza del pensamiento libre y plural, no hace otra cosa que actuar en defensa propia. Reivindico valores como la libertad y la justicia como un algo único, pues no hay libertad sin justicia, ni justicia sin libertad. Lo hago frente a la preponderancia aplastante del dinero, valor supremo por el que se miden y se valoran las cosas y las gentes. Reivindico a la justicia y la libertad, porque  reivindico la vida. Reivindico a la humanidad en su sentido más amplio. Reivindico a los humanos y a la naturaleza, que nos acoge y de la que formamos parte. Reivindico el realismo de soñar en un futuro donde la vida sea mejor y las relaciones más justas, más ricas y positivas, y siempre en paz. Y sobre todo, como un derecho que todo lo condiciona reivindico el conocimiento como el pilar fundamental que nos sustenta y que nos caracteriza positivamente como especie.” (14)

 

Notas

1. Palabras pronunciadas por Joan Manuel Serrat el 21 de enero de 2006 en México en el concierto “No más feminicidios” celebrado en el Zócalo de la capital, consultado enero, 18, 2008 en: htpp://www.esmas.com/espectaculos/farandula/505748.html

2. En Diamond, Jared, Colapso, Barcelona, De Bolsillo, 1ª. Ed., 2007, que trata sobre una serie de sociedades que han perdurado y otras que han perecido por el mal manejo de sus recursos naturales se dice que: “…todavía queda la pregunta que se hace mucha gente: ¿qué puedo hacer yo, a título individual, que pueda suponer un cambio? Si uno es rico, obviamente, se puede hacer mucho: por ejemplo, Bill y Melinda Gates han decidido dedicar miles de millones de dólares a problemas de salud pública urgentes en todo el mundo. Quien ocupa un cargo de poder puede utilizar el mismo para adelantar el calendario de temas que hay que tratar: por ejemplo, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush….en el calendario de cuestiones medioambientales…Sin embargo, la inmensa mayoría de quienes carecemos de riqueza y poder tenemos tendencia a sentirnos indefensos y desesperanzados frente al abrumador poder de los gobiernos y las grande empresas. ¿Hay algo que un triste individuo…pueda hacer para producir un cambio?” Entre las cosas que puede hacer una persona señala que en una democracia una acción es votar, igualmente como consumidor comprar o no un producto, o llamando la atención sobre formas de producción donde por ejemplo se utiliza la crueldad contra los animales etc. ver páginas 718 y siguientes.

3.   Arqueóloga de origen lituano que hizo importantes descubrimientos sobre el neolítico y mencionada por Riane Eisler en el Cáliz y la espada.

4. Creta, consultado mayo, 6, 2008 en http://axxon.com.ar/rev/153/c-153divulgacion.htm.

5.   En esta canción cantan y están felices de cosechar la avena que les da alimento agradeciendo a la madre tierra por ello. Ver http://www.jmserrat.com/ 

6. Es común encontrar esta afirmación en autores como Leonardo Boff, Riane Eisler, Humberto Maturana o Yadira Calvo, quienes tratan el tema de género en sus obras.

7. Estas palabras son parte del discurso pronunciado en ocasión del Doctorado otorgado por la Universidad Complutense de Madrid. Ver: ADN 2  “Honoris Causa” La Complutense doctora a Serrat. Madrid, miércoles 15 de marzo de 2006, año 1, No. 11.

8. Conillet de vellut se traduce como Conejito de terciopelo 

9.  Esta canción se encuentra grabada en catalán originalmente La Primera

10. El autor del prólogo se pregunta: ¿Siente femenino Serrat gracias a su identificación casi por ósmosis con las emociones de su madre? En alusión a la influencia que ella ejerció sobre él en estos temas. Página 27.

11. Ver al respecto Mujeres que corren con lobos de PINKOLA ESTES, Clarissa, La Canción Olvidada de Yadira Calvo y El Placer Sagrado de Riane Eisler

12. Este disco Joan Manuel Serrat Narrador  contiene cuatro cuentos Liliana, Historia de Babar y Viaje a la Luna.

13. Ver entrevista a Humberto Maturana

14. El discurso completo salió publicado en el periódico La Nación de donde se extrae esta parte.

Bibliografía

Assmann, H, (2002), Placer y ternura en la educación. Madrid: Narcea S.A.
Azmitia, O. (2007) Rutas de la esperanza. Guatemala: Relal
Boff, L., y Muraro, R.M. (2004). Femenino y masculino. Una nueva conciencia para el encuentro de las diferencias. Madrid: Editorial Trotta S. A.

Boff, L. (2005). La paz y el efecto mariposa. Consultado en febreo,8,2008 en http//www.servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?unm=011.

Bolt González, A. (2006). Masculinidades y desarrollo rural. San José, Costa Rica: Universidad De La Salle

Bonet Mojica,Ll. (2006). Si yo hubiera nacido mujer. Consultado en abril, 20, 2008. En: http://personal.telefonica.terra.es/web/joanmanuelserrat/mo cast/Serrat nou disc mo.htm

Diamond, J.: (2007). Colapso. Barcelona: De Bolsillo.

García Gil, L. (2006). Después de tantos años: Mo. Consultado en  enero, 28, 2008 en http:www.luisgarciagil.com/mo.htm

Gutiérrez, F. y Prado, C. (sin año). Simiente de Primavera. Guatemala: Save the children-Noruega.

Maturana, H. y Verden-Zoller, G. (1993). Amor y Juego. Fundamentos olvidados de lo humano. Santiago: Instituto de Terapia Cognitiva.

Maturana,H. (2006) Conversaciones consultado abril, 10, 2008. En: http://66.218.69.11/search/cache?p=valores+matr%C3%ADsticos&fr=FP-tab-webt&toggle=1&cop=&ei=UTF8&u=www.angelfire.com/al/alvaroq/belleza.html&w=valores+al%3Amatr%C3%ADsticos&d=FSqax0aqMwWr&icp=1&.intl=us

Pabón, R. y otros (2005). Biopedagogía. Bogotá: Ediciones Antropos Ltda.

Restrepo, L.C. (1997). El derecho a la ternura. Barcelona: Ediciones Península

Riane, E. (1996). El cáliz y la espada. Santiago: Cuatro Vientos.

Riane, E. (1998). Placer Sagrado. Santiago: Cuatro Vientos.

Riviere, M. (1998). Serrat y su época. Madrid: El País-Aguilar

Serrat, J.M. (2001). Cancionero Serrat. Bogotá: Ediciones  Santillana.

Serrat verso a verso (1986). Barcelona: Alta Fulla.

Serrat, J.M.: (2006). Canción  Si hubiera nacido mujer en disco Mo.

Otros sitios de Internet, periódicos y discos

(2008). CRETA. Consultado en mayo.6,2008 en http://axxon.com.ar/rev/153/c-153divulgacion.htm.

(2008). Conillet de vellut. Consultado en mayo.6,2008 en http://www.jmserrat.com/ 
.
(2008). La Primera. Consultado en mayo,8,2008 en http://welcome.to/jmserrat .

(2006). No más femenicidios. Consultado en marzo,4,2008 en htpp://www.esmas.com/espectaculos/farandula/505748.html

“Honoris Causa” La Complutense doctora a Serrat. (2006, marzo,15). ADN 2  pp. 11.

Discurso al recibir Doctorado. (2006, mayo 7). La Nación, pp. 15.

Serrat, J.M. (1997) disco Serrat Narrador.

Serrat, J.M. (1985) Cada loco con su tema en disco Cada loco con su tema